Tortugas continentales

Reconociendo el importante papel de Colombia en la conservación de las tortugas continentales de Suramérica, y el riesgo inminente que muchas de estas especies enfrentan, WCS ha unido esfuerzos con la Turtle Survival Alliance (TSA) para iniciar un nuevo programa en el 2012. Este acuerdo replica un modelo de alianza que ha resultado eficiente en Myanmar y en China. Colombia es reconocida ampliamente como un lugar estratégico para la conservación en Suramérica, y con 27 especies, es considerada uno de los puntos calientes de diversidad de tortugas en el mundo, ocupando el sexto lugar en riqueza de especies, tres de las cuales son endémicas (Mesoclemmys dahli, Kinosternon dunni y Podocnemis lewyana). También contiene el mayor número de familias de quelonios, con siete. Sin embargo, la diversa fauna de quelonios de Colombia está amenazada por una serie de factores humanos como el consumo, la destrucción y alteración del hábitat. Este patrón sigue la tendencia global, ya que cerca del 50% de las especies de tortugas continentales del mundo están amenazadas.

 

El programa implementará acciones orientadas a la conservación de quelonios en Colombia, algunas de ellas identificadas en el Programa Nacional de Conservación de Tortugas continentales y Marinas del Ministerio de Medio Ambiente, y otras en el Plan Estratégico de Conservación para las Tortugas Continentales Colombianas. Uno de los objetivos principales es asegurarse de incluir a los quelonios en discusiones de alto nivel con relación a áreas protegidas y la priorización de especies para conservación. Otro objetivo es expandir el potencial humano para trabajar con tortugas en Colombia a través de talleres, desarrollo de investigación en campo y técnicas de manejo en cautiverio. 

 

En el nivel de especies, el programa busca desarrollar programas de monitoreo a largo plazo para especies endémicas consideradas raras (tapaculo del Chocó, Kinosternon dunni) y amenazadas (montañera, Mesoclemmys dahli).  Se tendrán como prioridad las especies en Peligro Crítico: la tortuga charapa (Podocnemis expansa), la tortuga más grande de Suramérica; y la tortuga del Magdalena (Podocnemis lewyana), especie endémica y una de las 25 especies de tortugas continentales más amenazadas del planeta.