Noticias

02
Posted on marzo 02, 2018 09:42

ESTUDIO: Debido a la reducción de los bosques a nivel global, es posible que no se puedan alcanzar los objetivos de conservación a nivel internacional y los bosques nativos queden sin protección dirigida

·      Los esfuerzos de conservación y la lucha contra el cambio climático están en peligro, a menos que se preserven los bosques nativos

·      El estudio liderado por WCS recomienda aumentar los esfuerzos para salvar los bosques más valiosos del mundo

Enlace al documento: http://nature.com/articles/doi:10.1038/s41559-018-0490-x

Historia para compartir de WCS Newsroom

@WCSnewsroom

Infografía para descargar

NUEVA YORK (26 de febrero de 2018) – La nueva investigación publicada hoy en Nature Ecology & Evolution demuestra el valor extraordinario de los bosques nativos que quedan en la Tierra para el tratamiento del cambio climático y la protección de la vida silvestre, las cuencas hidrográficas críticas, las culturas indígenas y la salud de los seres humanos. En la actualidad, la política global y las comunidades de la ciencia no establecen diferencia alguna entre los valores relativos de los diferentes tipos de paisajes de bosques, desde los bosques nativos hasta los bosques más talados, fragmentados, quemados, agotados y/o con intensa actividad de caza, en parte debido a la falta de una manera uniforme de medir su calidad.

Debido a que más del 80 % de los bosques ya han sido degradados por actividades humanas e industriales, los resultados actuales ponen énfasis en la necesidad inmediata de dictar políticas internacionales para garantizar el mantenimiento de los bosques nativos, incluso el establecimiento de nuevas áreas protegidas, la protección de derechos sobre las tierras de los habitantes indígenas, la regulación de la industria y la caza, y la orientación a los esfuerzos de restauración y finanzas públicas. Ante la falta de estrategias específicas de este tipo, es posible que los objetivos globales actuales diseñados para mejorar el cambio climático, la pobreza y la diversidad no sean suficientes, incluso los Objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas para gestionar de manera sostenible los bosques, combatir la desertificación y detener y revertir la degradación de la tierra, y frenar la pérdida de diversidad biológica.

“A medida que el carbono desaparece, al igual que los hábitats de millones de personas y se pone en peligro la vida silvestre, todos sabemos bien que la protección de los bosques es esencial para cualquier solución relacionada con el medioambiente, aunque no todos los bosques son iguales” afirmó el profesor James Watson de WCS y la Universidad de Queensland. “Se debe establecer como prioridad la conservación de los bosques en función de sus valores relativos, y los bosques nativos que quedan en la Tierra son las joyas de la Corona, sobre los que en la actualidad deben poner énfasis las políticas de biodiversidad y cambio climático”.

Según el estudio, la intrusión de la actividad humana e industrial puede tener efectos catastróficos. Una vez que se vulneran, los bosques que anteriormente eran nativos se tornan cada vez más susceptibles a las presiones naturales tales como enfermedades, incendios y erosión; se tornan menos resistentes al cambio climático ocasionado por los humanos y más accesibles al uso por parte de los seres humanos, lo cual genera un deterioro progresivo.

Algunos de los principales beneficios de los bosques nativos comprenden:

·      Cambio climático: En la actualidad, los bosques nativos absorben aproximadamente el 25 % de las emisiones de carbono de todas las fuentes humanas. Si se dañan, queda más dióxido de carbono suspendido en el aire lo que genera calentamiento climático.

·      Disponibilidad del agua: Los bosques tropicales nativos garantizan la estabilidad del clima local y regional, ya que generan más lluvias que los bosques talados y, por lo tanto, reducen el riesgo de sequía.

·      Biodiversidad: Los bosques nativos albergan a una mayor cantidad de especies que dependen de los bosques y tienen una mayor diversidad funcional y genética.

·      Cultura indígena: Los bosques nativos permiten a diversos grupos indígenas mantener sus culturas y estilos de vida tradicionales. A la vez, estos habitantes a menudo se comportan como devotos defensores de sus tierras ancestrales.

·      Salud humana: La degradación y la pérdida de los bosques comprometen la provisión de especies que resultan médicamente beneficiosas y en las que confían millones de personas; además, la degradación de los bosques permite el contagio de diversas enfermedades infecciosas al generar el contacto cercano entre los seres humanos y los portadores de las enfermedades.

El Dr. Tom Evans, director de Conservación de los Bosques y Clima de WCS y principal coautor del estudio, afirmó: “Aún si se cumplieran con todos los objetivos globales para detener la deforestación, la humanidad se podría quedar con bosques degradados y dañados, que necesitan una restauración costosa y en ocasiones inviable, con la posibilidad de sufrir diversas amenazas futuras y tal vez carecer de la resistencia necesaria para combatir el estrés derivado del cambio climático. Esta es una gran apuesta que debemos asumir, para la conservación, el cambio climático y algunas de las comunidades humanas más vulnerables del planeta. Nuestra investigación demuestra que es posible encontrar una solución, pero debemos actuar mientras aún tengamos bosques nativos para salvar”.

El mantenimiento de la integridad de los bosques nativos debe ser un componente central de las estrategias medioambientales globales y nacionales, junto con los esfuerzos actuales que tienen como finalidad estabilizar las fronteras de la deforestación y estimular la restauración. Los investigadores recomiendan diversas intervenciones de políticas para cumplir con esta meta, incluso:

·      Generar nuevas métricas de preservación estándares que se puedan utilizar para generar conciencia sobre la importancia de la calidad de los bosques y ayudar a orientar la acción hacia los lugares más nativos.

·      Integrar el concepto de bosques nativos a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y los informes especiales del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, a fin de garantizar que los compromisos climáticos incluidos en el Acuerdo de París contengan la protección de los bosques nativos.

·      El respaldo de las políticas relacionadas con los bosques a nivel global y local que limitan la expansión de rutas, regulan la caza, la extracción y el desarrollo, invierten en la restauración y las áreas protegidas y ayudan a garantizar los derechos de ocupación sobre la tierra de las comunidades indígenas.

·      Los esfuerzos de respaldo que permiten la restauración y aumentan la productividad de los bosques degradados y, a la vez, permiten mantener intactos los sistemas en riesgo, en lugar de abrir los bosques nativos para desarrollar actividades.

 Esta investigación cuenta con el respaldo de John D. and Catherine T. MacArthur Foundation.

 ###

WCS (Wildlife Conservation Society)

WCS protege la vida silvestre y los lugares silvestres en todo el mundo mediante su apoyo a la ciencia, acciones de conservación, educación e inspiración de las personas para valorar la naturaleza. Para cumplir con esta misión, WCS, con sede en Bronx Zoo, aprovecha el poder de su Programa de Conservación Global en casi 60 países y todos los océanos del mundo y cinco parques de vida silvestre en la Ciudad de Nueva York, que reciben la visita de 4 millones de personas por año. WCS combina su experiencia en el campo, zoológicos y acuario para cumplir con su misión de conservación. Visite: newsroom.wcs.org Siga: @WCSNewsroom. Para obtener más información: +1 347 840 1242.

The John D. and Catherine T. MacArthur Foundation brinda el respaldo a personas creativas, instituciones efectivas y redes que ejercen influencia para desarrollar un mundo más justo, verde y pacífico. MacArthur se ha comprometido a realizar algunas apuestas importantes que permitan realizar un progreso verdaderamente significativo sobre algunos de los desafíos sociales más urgentes a nivel mundial, incluso el exceso de confinamiento, el cambio climático global, el riesgo nuclear y el aumento de capital destinado al sector social. Además del programa MacArthur Fellows Program, la Fundación continúa con sus compromisos históricos en el rol informativo en una democracia responsable y con capacidad de respuesta; la fortaleza y la vitalidad de la ciudad donde se encuentra nuestra sede, Chicago; y la generación de nuevos conocimientos relacionados con problemas de esencial importancia.

 

Posted in: Paisajes
Actions: E-mail | Permalink |