Noticias

22
Posted on julio 22, 2021 14:03

La adecuada recopilación de información de diversas fuentes y una planificación cuidadosa de los operativos, son mecanismos claves para las acciones de inteligencia en el tráfico de vida silvestre.

El encuentro virtual realizado el 12 y 13 de junio, dirigido a profesionales de la policía, fiscalía, aduanas, órganos de investigación y autoridades encargadas de la aplicación de la ley contra el tráfico de fauna silvestre de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala y Perú, generó espacios de intercambio de experiencias y lecciones aprendidas regionales, en Centro América, Andes-Amazonas, Asia y Estados Unidos en el desarrollo de habilidades, recopilación de información y acciones guiadas por inteligencia para combatir el comercio ilegal de vida silvestre.

El taller es una de las actividades promovidas por Wildlife Conservation Society - WCS en el marco del Proyecto “Abordando el tráfico ilegal de jaguares en América Latina”, financiado por U.S. Fish and Wildlife Service y el Proyecto “Fortalecimiento de la Capacidad y el Compromiso para Combatir el Tráfico de la Vida Silvestre en América Latina”, financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos a través de la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Cumplimiento de la Ley (“INL”).

Padu Franco, Director Regional para Andes, Amazonía y Orinoquía de WCS presentó un breve resumen de los alcances de ambos proyectos y los objetivos del taller dirigido a promover una reflexión sobre el uso de la inteligencia para la detección, prevención y persecución de delitos relacionados con el tráfico de vida silvestre.

Bajo la moderación de Kurt Duchez, Oficial contra el Tráfico de Vida Silvestre de Mesoamérica WCS, los panelistas invitados fueron Adrián Reuter, asesor senior contra el Tráfico Ilegal de Vida Silvestre de Latinoamérica; Charlotte Davies, analista regional de Tráfico de Vida Silvestre en Reino Unido; Dwi Adihasto de Asia y Christian Plowman de África, por parte de WCS. Ed Newcomer, agente senior especializado; Erin Dean, agente residente y Bryan Landry, agente residente a cargo de la Unidad de Operaciones Internacionales de U. S. Fish and Wildlife Services (USFWS). Oscar Moratto de Beyond Risk; Alejandro Ruda de la Policía Nacional de Colombia y Francisco Navarrete de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (Profepa), quienes transfirieron habilidades para desarrollar investigaciones guiadas por inteligencia en fuentes abiertas de información, a la vez que presentaron diversos estudios de caso exitosos en la región, para de esta manera aunar esfuerzos para combatir el tráfico de fauna silvestre.

 

Inteligencia para combatir el tráfico de vida silvestre

Entre los temas discutidos/abordados discutidos, uno de los más importantes fue el trabajo coordinado que debe existir de manera interinstitucional, para garantizar que las herramientas de análisis de los delitos contra la vida silvestre, sean aprovechadas y faciliten el intercambio de información entre los responsables de formular políticas, los funcionarios encargados de la aplicación efectiva de la ley e investigadores que trabajan bajo los mismos objetivos, con apoyo de la sociedad civil. “Es esencial la colaboración transregional entre la sociedad civil y las autoridades y puede ser beneficioso para desmantelar las grandes redes de tráfico entre Latinoamérica y Asia. Es factible hacerlo de forma eficiente teniendo las herramientas básicas” sostuvo Adrián Reuter.

La  inteligencia incluye labores de investigación, recopilación y análisis de datos, que son importantes para contar con información referente a los delincuentes: sus patrones de redes criminales, las rutas de contrabando, los mercados y el perfil de los consumidores. Por ejemplo, en Asia, la inteligencia, a través de redes abiertas, ha permitido al gobierno de Vietnam identificar fallas en la cadena de distribución de los traficantes. En Colombia, una operación, a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, facilitó un análisis de la estructura criminal dedicada a la extracción, tenencia, transporte y comercialización de fauna silvestre nativa y exótica en ese país, sostuvo el teniente Alejandro Ruda de la Policía Nacional.

Por su parte, Christian Plowman de WCS África, mediante estudios de caso compartió resultados exitosos de investigaciones de fuente abierta que permitieron tener un mejor panorama de sospechas ya existentes acerca de que el comercio ilegal de vida silvestre suele camuflarse con el comercio legal de madera, el negocio de piedras preciosas y el tráfico de armas. Contribuyendo con el mismo tema, Oscar Moratto afirmó que “Es esencial tener en cuenta la vasta información de fuentes abiertas, sobre todo de inteligencia de redes sociales, al ser un canal importante para dar con redes criminales”.

Así también, el intercambio de información y la comunicación fluida entre instituciones, es crucial para alcanzar el éxito en la ejecución de medidas que apuntan a reducir los delitos contra la vida silvestre. Así lo demostró la experiencia compartida por los agentes especiales Ed Newcomer y Erin Dean, de USFWS, sobre una operación que ayudó a dar con una red de tráfico ilegal de vida silvestre a través de las redes sociales, siendo exitosa principalmente debido a la buena coordinación y comunicación logística entre equipos de agencias de Estados Unidos e internacionales, los fiscales, policía y la sociedad civil como las ONG.

 

Algunos datos sobre los resultados compartidos

A través de estudios de caso, los expositores ofrecieron algunos datos importantes que muestran la repercusión de estas acciones. Por ejemplo, la investigación “Wild Web” en Los Ángeles permitió la apertura de más de 150 casos de delitos efectuados internacionalmente a través de redes sociales, logrando una convicción del 100 % de los detenidos.

Una investigación realizada por WCS sobre tráfico ilícito de jaguar, realizada entre 2010 y 2020 en redes sociales, logró la obtención de 248 publicaciones que permitieron poner en evidencia y dar con información importante sobre la venta de colmillos de jaguar a nivel internacional.

La operación Crocodylia en Colombia dio lugar a la incautación de más de 25 especímenes entre aves, reptiles y mamíferos, que fueron puestos a disposición de la autoridad ambiental del lugar donde pertenecía cada especie. En Indonesia, la última operación realizada por las autoridades entre 2015 y 2020 permitió llevar a cabo 197 operaciones, capturando a más de 250 traficantes.


Recomendaciones de los expertos para la ciudadanía

Ante la posibilidad de encontrarse con publicaciones de tráfico ilegal en redes sociales, los expertos aconsejan a la población en general: “hacer una captura de pantalla de la publicación y tratar de anotar el número de teléfono con toda la información posible de los comerciantes”. En caso de que sea en Facebook, es importante copiar el URL o nombre de la cuenta, registrar la fecha y ciudad de la publicación y toda la data que sea posible. Posteriormente, se deberá remitir esta información a las autoridades competentes.

Para cerrar el evento, se destacó el hecho de que seguramente el taller contribuirá a promover un esfuerzo global y comprometido para detener el tráfico de vida silvestre. “Seguimos juntos en la lucha contra el tráfico de vida silvestre” puntualizó Frank Soliz, agente residente de USFWS para América del Sur, basado en Perú.

 

*WCS es una organización internacional no gubernamental, que trabaja para conservar la vida silvestre y los paisajes naturales en más de 65 países en África, Asia y las Américas. En los últimos años ha ejecutado varios proyectos contra el tráfico de vida silvestre en coordinación y con el apoyo de diferentes gobiernos y organizaciones internacionales.

 

Posted in: Especies
Actions: E-mail | Permalink |