Noticias

14
Posted on abril 14, 2016 12:48

Restricción será en mayo, septiembre y octubre.

En una nueva reunión de la llamada “Mesa del Bagre Rayado”, celebrada en San Rafael de Chucurí, Santander, los asistentes elevaron distintas propuestas de cara a la próxima veda anual (1 al 30 de mayo y 15 de septiembre al 15 de octubre) que prohíbe la pesca de ese emblemático pez, y del que dependen para su subsistencia cerca de 50 mil pescadores que habitan en inmediaciones del río Magdalena.

El Bagre Rayado -cabe señalar- es altamente apetecido por su carne, y representa un recurso natural de altísimo valor económico. En la actualidad, la degradación de su ambiente y la sobrepesca, se han convertido en sus principales amenazas.

Durante el mencionado encuentro, hubo voces como la de Walfran Martínez, quien señaló: “no queremos subsidios; queremos trabajo”. Martínez es integrante de Asopeschucurí, una de las 18 asociaciones que tiene asiento en la “Mesa del Bagre Rayado”. Estas asociaciones representan a un gran número de pescadores que viven a orillas del Magdalena, entre los municipios de Honda (Tolima) y San Pablo (Sur de Bolívar).

Asimismo, otras voces de representantes de Asopesbocar, Asodesba, Asoturro, Asobesba y Asomucar, propusieron el desarrollo de diversos programas de empleo local para limpiar caños y ciénagas, o para reforestar o hacer restauración vegetal en la zona. Todas estas actividades como alternativas de ingreso durante los meses que dure la veda.

María Dolly Palacios, directora regional de la AUNAP-Santander, y Elvinia Zarrazola, alcaldesa de Puerto Parra, escucharon atentamente a los pescadores, y asumieron el compromiso de gestionar recursos económicos que permitan hacer realidad las propuestas allí planteadas.

A la reunión también asistieron delegados de la Corporación Autónoma Regional de Santander, de las empresas Mansarovar Energy e IMPALA, al igual que de la Policía y la Armada Nacional. Estos dos últimos destacaron el rol que en materia de control y vigilancia ejercerán durante la veda.

La “Mesa del Bagre Rayado”, coordinada por la AUNAP y con la secretaría técnica de la Fundación Humedales,  apoya el proceso que, en el marco del Proyecto Vida Silvestre, se viene llevando a cabo para establecer acuerdos comunitarios que conlleven a la conservación de ese recurso hidrobiológico y, por ende, a otras especies que comparten su mismo hábitat.

*El Proyecto Vida Silvestre adelanta acciones de conservación en pro de diez especies de flora y fauna en el Magdalena Medio y en los Llanos Orientales de Colombia. Es financiado por ECOPETROL y coordinado por WCS-Colombia, y del mismo forman parte diez organizaciones ejecutoras. El Proyecto Vida Silvestre es apoyado por la Fundación Mario Santo Domingo.

Si quiere saber más de la “Mesa del Bagre Rayado”, puede comunicarse con:

Maria Antonia Espitia - mespitia@wcs.org

También, más información en:

WCS Colombia - www.wcscolombia.org

Ecopetrol -

www.ecopetrol.com.co  -   

http://www.fundacionhumedales.org

Recordemos: 

En 1971 el INDERENA emitió la resolución No. 025 del 2 de enero de 1971 que establece en 80 cm., la talla mínima de captura para esta especie. Este tamaño permite que el animal alcance la madurez sexual y pueda reproducirse, por lo menos, una vez antes de ser capturado.

Posted in: Especies
Actions: E-mail | Permalink |